jueves, 26 de junio de 2014

Traición regalada

Sentí que la emoción me conmovía
por la traición que me habías regalado

Me abstrajo la amargura
y la tristeza vistió de luto a mi alma

Me ahogaba el desamparo 
jamás había vivido sin ti a mi lado

Cuanto más me alejaba 
más cerca me sentía de perder la batalla

La pena enajenó un tramo de existencia
qué sería de ti si me marchaba

Decidí alejarme para darnos ventaja
pero el respiro nos sirvió de nada

Insististe en regalarme más de lo mismo
hasta que al fin no pude contentarte

Me agarré a los cimientos que apuntalan mi vida:
Mis hijos, mi dicha, mis sueños... Mi alma







domingo, 22 de junio de 2014

Rebotada

Tengo rebotada el alma
¡Ya está bien de sufrimiento!

Tengo el alma rebotada,
tan rebotada la tengo
que hace algún tiempo he dejado
de regar los sentimientos

Tengo el alma rebotada,
tan rebotada la tengo
que no pienso consentirme
pasar más el mismo infierno

Tengo el alma rebotada,
tan rebotada la tengo
que voy a dejar de dar
sueños que solo yo sueño

Tengo el alma rebotada,
tan rebotada la tengo
que me niego a sufrir más
y voy a cambiar de cuento 

viernes, 20 de junio de 2014

Sin cariño de madre

Desolada es aquella persona
Que jamás se ha sentido querida
Con ausencia del amor primario
Desde que era semilla

No sentir el cariño de madre
Te condena a sentirte vacía
Porque nunca se encendió la llama
Que alimenta el amor que da vida



Oscuridad grande

La oscuridad más grande…
La sentida en el alma 
cuando la pena anida
y te desalma

Ahora que puedo...


Ahora…

Que puedo caminar con el viento en contra
Que puedo pasear en compañía de nadie
Que puedo zambullirme en un trozo de océano
Que mi mente es capaz de regir mis acciones

Ahora…
Que mi alma es capaz de sentir emociones
Que aún puedo imaginar libremente mi vida
Que mis ojos divisan el horizonte lejos
Que diseño alguna nueva meta cada día

Ahora…
Que puedo disfrutar de soñar despierta
Que valoro la salud como un bien de la vida
Que ya no echo de menos casi nada
Que comparto con amigos lo que tengo

Ahora…
Que puedo ser autónoma en un amplio sentido
Que veo el declinar cada vez más cercano
Que he visto enfermar a algún hermano
Que he visto morir a seres queridos

Ahora...
Decido plantearme que lo importante es vivir HOY
No pensar en HOY cuando llegue MAÑANA


jueves, 19 de junio de 2014

A veces, siento...

A veces, me siento...
Como una casa vieja, destruida
Con paredes de piedras derribadas
Con puertas corroídas, sin ventanas
Con el techo de nubes, con el suelo de barro
Con señales de ausencia, deshabitada
Como una casa vieja
comida por el tiempo, abandonada
Con espíritu ausente y luces apagadas
Con ilusiones rotas extenuadas
Con baladas serenas cuando fueron cantadas
Con silencios de augurio retoñando miradas
Como una casa vieja
Con batallas libradas en apariencia extrema
Con el sueño dormido sin cumplir lo soñado
Con el alma volando encallada en estrellas
Con la mente silente enterrada en batalla
Con los dueños ya muertos, con la vida acabada 

Como una casa vieja, desahuciada                       




¿Qué puedo hacer por ti?

Te miré a los ojo ociosos de miradas,
perdidos en el llanto,
naufragando entre lágrimas...

Y no pude… ¡Qué menos
que compartir la pena
que te ahogaba!

¡Y… te agarré las manos!
¡Y… te acerqué a mi cara!
¡Y… Te llené de besos!
¡Y…Te abracé el alma!

La antigua radio de mi padre

Mi padre compró una radio que compartíamos con la vecindad que cada tarde venía a casa para escucharla, lo que permitía conocer un nuevo mundo que facilitaba establecer lazos fraternales entre nosotros, los comunicadores y los personajes de historias contadas de las que llegábamos a sentirnos coprotagonistas.

La radio de mi padre era mágica. Tenía la apariencia de una golosina de chocolate. Su cuerpo, de madera brillante color cacao puro, contrastaba con el beige de la tela bordada con hilos de oro que cubría la parte superior delantera protegiendo la salida de dos “túneles” por donde parecía brotar aquella vida. Remataba la parte inferior dejando al desnudo seis "perillas" negras, sintonizadores de emisoras, e inmediatamente debajo de éstas, un listón de cristal con números y las letras “OM” en color avellana, a cuyos lados emergían dos “perillas” ligeramente mayores que las de sintonizar, 
encargadas del volumen del sonido y de ahuyentar interferencias parecidas a un ronco viento. A la izquierda, en el límite donde acababa la tela y empezaba el cristal, "el ojo mágico", una pequeña luz que hacía presencia al encender el aparato y permanecía destellando verde/rojo hasta conseguir la señal de emisión perfecta, que se definía verde. 

Aquella radio, la radio de mi padre, era mágica. Sí mágica, porque, amén de las emociones compartidas, desencadenadas por lo que escuchábamos, transmitía misterio y fantasía que fomentaba mi padre al asegurar que los personajes que la habitaban ¡podían vernos a través del "ojo mágico", sin ser vistos! Esta magia despertó mi interés por visualizar en directo el fantástico mundo que imaginaba igual que el nuestro, pero en miniatura, cuyos personajes parecían incitarme a conocerlos en persona. Enanos, nomos, seres encantados e incluso extensos bosques, no llegaban en mi imaginación a alcanzar el tamaño de un chicle Bazooka (¡uhhhh, qué chicle!, el mejor, no solo por ser el único entonces, sino porque era de color "rosa chicle", con olor a "chicle Bazooka")

Cierto día, eché una ojeada por los agujeritos de la chapilla negra que cubría la trasera de la radio, hasta que la oscuridad anegada de destellos plateados terminó cegándome. Un tiempo más tarde, lo intenté pelando el cable por donde parecía llegarle la vida, pero solo encontré unos filamentos de cobre que llevaban a un enchufe de la pared y ninguna otra parte. Desesperada, decidí plantearme algo que no fallara. Haría una pequeña incisión a modo de ventanita en la tela beige que recubría los "túneles" por donde salían las voces y metería el ojito. Y sabe Dios que lo intenté y estuve a punto de conseguirlo varias veces, pero, en el preciso instante, aparecía mi madre enfadada frustrando la tentativa, persuadiéndome que allí vivía nadie.


Pasaron años y con ellos se fué alejando la inocencia que mantiene la magia aferrada a lo real y deja un sello imborrable en el recuerdo, así que desistí seguir con el intento. Sin embargo, a pesar del tiempo transcurrido, aquella radio, especialmente su "ojo mágico" y aquellas voces: narrando conmovedores cuentos infantiles, novelas; dedicando canciones en la ronda; relatando trágicos sucesos en el parte...¡Continúan emocionándome! Y es que la radio, al menos la radio mi padre, era... Mejor dicho, ¡es mágica! Tan mágica, que continúa acariciando las entrañas de mis genes, anidando en los sueños que nunca se hacen viejos y permiten incluso ser tocados.

Mi entierro

Cuando recorra las calles que me lleven al mundo de nadie, 
cargada de coronas de flores agasajando al féretro escondido,
con cintas de colores malváceos apagados
y frases en dorado expresando lo mucho que me quieren...

Cuando un coche me lleve por el trayecto más corto
después de un día de duelo largo sin sentido
y algunos callados juzguen lo que dejé sembrado,
lo que debí haber hecho y nunca hice...

Cuando miren unos ojos las lágrimas, 
la sonrisa, los gestos, los sentires…del resto
y sea un interrogante la respuesta escondida de los allí  presentes...

Cuando quienes me quieren se deshagan del llanto 
porque el mismo cansancio los traicione
Cuando los venza el sueño y hasta el pésame suene infinito...

La pena por mi ausencia de aquellos que  me quieren
La indiferencia vestida de domingos de quienes estarán para corroborar que ya no existo
La alegría envuelta en tristeza reciclada de quienes brindarán por mi definitiva ausencia
La hipocresía de quienes estarán sin que vaya con ellos lo sentido para quedar bien ante los míos

Y yo...
Permaneceré cérea
Callada para siempre
Seré el árbol vencido
El fuego ya apagado
El agua ya vertida
La vida deshojada
La lágrima vacía

Seré nido de seres que vivirán su vida con las células mías
Seré, sin ser ya nada, antítesis de vida
Seré, sin ser ya nada, una vida vivida
Seré, sin ser ya nada, una vida extinguida
Seré, sin ser ya nada, comidilla a escondidas 
Para quienes envidien lo que yo hacía
Para quienes no tengan todo lo que por suerte yo tenía

Cuando ya sea nada...
Que merezca la pena haber hecho mientras estuve viva lo que hacía
Cuando ya sea nada...
Que me vaya contenta y se quede la gente que más quiero tranquila     


miércoles, 18 de junio de 2014

Si vuelves...

Pasará la tormenta, lo sé

Se quedará  mi alma despellejada,
mi corazón erosionado, en carne viva…

Pero seguiré ahí para abrazarte 
llenarte de besos de ternura, si vuelves

Y no me plantearé esta vez lucha titánica, lo juro
porque ya más heridas no caben en mi alma

Llorarán tus lágrimas con las lágrimas mías
hasta que tu dolor y el mío se hallan curado

Formaremos  un cauce de locura 
con perdones de besos y de abrazos

Se irá el tiempo de viaje y cuando vuelvas
gozaré la llegada de tu barco a mi puerto

Proyecto

Una sutil sonrisa enmascarada
tras los labios de una boca ciega

Una mirada turbia ocultando a la noche
tras párpados cerrados

Humedales de lágrimas naciendo
sin que las para el llanto

Unos ojos durmiendo por no sentir lo oscuro
de una luz cegadora que muerde

Un alma enredando a las alas de una mariposa
luciérnaga luz verde

Una conciencia que parece de nadie
medrando entre las luces y las sombras
sin detenerse
porque vive en un mundo de quimera
esperando alojarse en cualquiera

El tren de la vida

Este tren tan lento y tan vacío
es el tren de la vida disfrazado
Es el tren que va invitando a subir y bajar
a quienes lo deseen, discriminando a nadie

Es el tren que da oportunidad de cambiar…
de vía, de carril, de vagón, de rumbo,
el camino,
la meta...

Te muestra horizontes, te da opciones 
y eres tú quien decides la que escoges
A veces, con errores; a veces, con aciertos
Va pasando estaciones y sientes que ya no va tan lento
Va pasando estaciones que retratan el tiempo en antiguos relojes,
a los que llamo antiguos por no llamarlos viejos

Las señales indican el final del trayecto
El tren sigue su curso pero acaba tu vida cuando acaba tu tiempo
¡Arriésgate, disfruta, equivócate, aprende...Vive a tope!

A hacer se aprende haciendo y a vivir, viviendo
Mejor vivir haciendo que dejar de vivir haciendo nada
Las excusas son inseguridades disfrazando miedos
y los miedos son freno de emociones 

¡SIENTE LA VIDA...
APRENDE EQUIVOCÁNDOTE,
EQUIVÓCATE HACIENDO!

martes, 17 de junio de 2014

Cuando llegue mi momento...

Cuando la luz del alba llegue
despertando a mi conciencia rota
y mis ojos se agarren a la sombra más tenue...

Cuando mi cuerpo ausente se rinda al cansancio
y a los antojos de quienes lo manejen
y mis ojos dibujen un desierto de lágrimas ausentes…

Cuando dejen de estorbar mis dolores
y la última hora parezca tan eterna
como la eternidad que la extermina...

Cuando hasta lo más coherente
pase a ser lo más absurdo de la vida
y mi conciencia esté ciega de emociones pasadas…

Cuando llegue el momento, justo entonces...

Mi alma será mía y mi cuerpo a veces
Las nuevas sensaciones estarán caducadas
Sobrarán despedidas de tristeza infinita
Quedarán congelados los besos y los abrazos
El llanto de mis ojos tachará a los recuerdos 
Mis desteñidas canas darán luz a mi cara
Dejaré de pedir por antojo
Sentiré bienestar

Y, justo en ese instante, 
que vivo convencida será de madrugada...

Despediré a la noche sin "hasta mañana"
Se apagará el silencio de mi vida pasada
El frío será la manta que tape a mi cuerpo
Mis hijos arroparán a mi alma con sus almas

Y sabré…

Que ha llegado el momento
Que el camino está andado
Que el recorrido está hecho
Que se cumple el fin de mi destino
porque ya a mi destino habré llegado


miércoles, 11 de junio de 2014

Lejana cercanía

No existe la distancia entre las almas...
Cuando priman los buenos sentimientos
Cuando duermen juntas arropadas con cielo
Cuando comparten las penas y los miedos

No existe la distancia entre las almas...
Cuando nacen y mueren juntas
abrigadas con miles de te quieros
Cuando solas son insignificantes
y al unirse, un Universo entero

martes, 10 de junio de 2014

Me gusta el viento

Me ha despertado el viento con su rima
Con el bailar de puertas y ventanas
Con el silbar alegre de sus rachas tranquilas
Con su olor a limpieza y aire puro

Me gusta despertar así, algunas mañanas
Y sentir su textura…
Cuando llega cargado de caricias
Cuando viste de brisa
Cuando levanta el jable
Cuando trae remolinos y desordena el aire

Cuando llega tan caliente
que se llenan de abanicos las calles 
Cando viene frío y somos como abrigos caminantes
Cuando corre cortinas de lluvia y desnuda al arco iris
Cuando ahuyenta a las nubes que roban el azul al cielo
Cuando barre las calles y arrastra las hojas de los árboles

Cuando llega cantando retahílas
Cuando llega callado y termina bramando
Cuando juega levantando faldas
despeinando, empujando,
desdibujando en conjunto el paisaje
Cuando leva a las olas para mecer calma
Cuando regala algas que abrigan la orilla 

Me da miedo también, a veces
Sí, a veces temo al viento…

Cuando trae recuerdos de su viaje de Àfrica
envueltos con calima
y cierra el cielo
y borra el horizonte
y parece que pare moscas y cigarrones
Cuando sorprende con  ráfagas que nadie espera
Cuando trae terremotos
Cuando trae  tifones huracanes 
Cuando  deja sin vida a las ciudades
sembrando más pobreza entre los pobres
Cuando ataca a traición a los barcos de pesca
dejando a las familias varadas en la quiebra

Pero, a pesar del miedo que me causa, me gusta
Sí, me gusta el viento
Sobre todo, me gusta…
Por la emoción que transmite a mi alma
cuando llega cargado de salitre y me abraza
despertando el recuerdo de mi querido padre

domingo, 8 de junio de 2014

Sueños vivos


Sueño, los colores inundan la noche

Sueño, no siempre con tesoros escondidos

Sueño, con cosas que suceden, o que ya han sucedido

Sueño, el movimiento sigue un ritmo

Sueño, mis hijos, que son hombres, se hacen niños

Sueño, el mar se está moviendo, el cielo azul marino
La playa me la invento y, cuando pasa tiempo, no la sueño, la vivo

Sueño, a veces no distingo si estoy viviendo un sueño
o si  lo que he soñado lo he vivido

Sueño, y, cuando despierto, todo lo soñado sigue vivo

Regalos del viento

Este viento regala...
Brisa, nubes de arco iris, lluvia encadenada,
atardeceres rojos y dorados,
madrugadas cargadas de rocío,
olor a salitre, feria de domingos,
llanto sin prejuicios

Este viento trae olor...
A estreno
A bienestar
A bueno
A recién nacido...

Tiempo de vida


Ahora que el tiempo es...

Una mota de polvo peinando al aire
Un planeta perdido en el macrouniverso
Una pequeña nube difuminando el cielo
Un sentimiento intenso dibujando emociones
Una nota musical soñando canciones

Ahora...
Que el tiempo habita cualquiera sabe dónde
Que la vida se acaba cualquiera sabe cuándo
Que el alma serena busca lecho en la calma

Ahora...
Que pasa más deprisa
el tiempo me parece una derrota
porque la vida acaba cuando el tiempo se agota